VIAJE A LUXEMBURGO: Conociendo el Benelux

Luxemburgo es una ciudad siendo capital del pequeño país con el mismo nombre, cuenta con unos 100.000 habitantes y es conocida por ser una rica zona perteneciente junto con Bélgica y Holanda al Benelux.

Los orígenes de la ciudad se remontan al siglo X cuando se construye un pequeño poblado sobre restos romanos. En los siguientes tiempos el lugar irá creciendo poco a poco con la construcción de murallas y la adquisición de autonomía como condado. Sobre el XIV el lugar es ocupado por franceses y en el XV pasa a formar parte de los Habsburgo; más tarde y hasta el siglo XVII pasará a integrar el Imperio Español. Entonces volverá la ocupación francesa; ya en el XIX adquiere su independencia quedando como capital del país de Luxemburgo. El siglo XX se caracteriza por su voluntad de ser neutral pero tanto en la Primera como la Segunda Guerra Mundial serán conquistados por alemanes; con el fin de la guerra vuelve a quedar como estado independiente hasta el día de hoy siendo un país muy rico y próspero.

El viaje fue realizado en noviembre de 2009, en un vuelo al destino se recomienda visitar:

CENTRO HISTÓRICO: El casco antiguo de la ciudad.

Luxemburgo es una ciudad capital del país con el mismo nombre, la nación situada entre Bélgica y Holanda cuenta con poco más de 600.000 habitantes y forma con dichos estados la zona conocida como Benelux. Ciudad de Luxemburgo destaca por su calidad de vida y buenas infraestructuras así como sus servicios sociales. Para ver turísticamente Luxemburgo no tiene una gran oferta, lo más interesante es su centro histórico. En el casco antiguo se sitúan algunos de los edificios más significativos como es la catedral. La basílica de Santa María de Luxemburgo fue construida en el siglo XVII y es de estilo gótico-renacentista siendo posiblemente la constucción más famosa de la urbe. Otro lugar digno de mención es la parte amurallada donde se sitúan las fortificaciones que datan de la Edad Media; también cabe resaltar sitios como el palacio Gran Ducal (residencia del Duque de Luxemburgo), el museo de Luxemburgo, la plaza de Armas o el ayuntamiento.

Y es que el fuerte de esta población es la cultura que ofrece, a parte del museo antes mentado existen otros interesantes como son el de historia, el de arte Grand Duke o el nacional de historia natural. La ciudad también es conocida por ser centro financiero ya que dispone de gran cantidad de bancos, el otro aspecto por el cual es conocida la localidad es por sus chocolaterías; al igual que Bélgica existen gran cantidad de puestos de dulces relacionados con este alimento. Aunque si por algo destaca Luxemburgo es por su enorme oferta bancaria, aprovechando sus ventajas fiscales muchas fortunas llegan al país a invertir y guardar sus ahorros lo que convierte a esta ciudad en un a especie de paraíso fiscal. Al igual que otros pequeños estados europeos como Mónaco, Suiza o Liechtenstein esta nación goza de una gran calidad de vida disponiendo de una gran oferta de infraestructuras así como una enorme oferta social a sus ciudadanos que disfrutan de uno de los lugares donde mejor se vive.

Tenemos pues un destino cuyo mayor atractivo es el hecho de ser un pequeño país siendo lo más destacado su centro histórico, un viaje a la zona debe ser combinado con otros sitios como puedan ser Bruselas o Brujas. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, para terminar podéis ver el reportaje fotográfico de la visita a Luxemburgo.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.