ESCAPADA A MENORCA: Conociendo las Baleares

Menorca es una isla de las Islas Baleares, cuenta con una población de unas 100.000 personas y es conocida por sus playas cristalinas.

Ocupada la zona desde la Prehistoria, las primeras civilizaciones que progresaron en la isla fueron fenicios y griegos. Más tarde llegaría la ocupación de los cartagineses sobre el VII a.C. y en el siglo II antes de Cristo los romanos dominarán Menorca hasta la quinta centúria cuando es tiempo del control de los vándalos. Del siglo IX al XIII el lugar será dominado por musulmanes hasta la llegada de la reconquista por parte de la Corona de Aragón, tiempo más tarde del siglo XIV al XVIII la zona pierde fortaleza debido a las constantes peleas con otras civilizaciones como los otomanos así como las disputas entre campesinos y aristócratas. El XVIII se caracteriza porque Menorca pasa a formar parte de la Gran Bretaña hasta que en el XIX queda de nuevo como parte de España. El siglo XX la isla ve pasar la Guerra Civil y algunos efectos de la Segunda Guerra Mundial, ya a las puertas del fin de milenio el lugar irá creciendo poco a poco convirtiéndose en uno de los destinos mediterráneos más atractivos por lo que respecta al turismo, el centro de su economía.

El viaje fue realizado en junio de 2008, en una llegada al lugar se recomienda visitar:

BINIBECA: Las mejores playas de la isla.

MAHÓN: La capital de Menorca.

CIUTADELLA: Conocida por el encanto de sus calles.

Menorca es una isla de las Baleares siendo posiblemente la más bella de todas. Tiene un turismo que no es tan masivo como Mallorca o Ibiza destacando su oferta de playa con una cierta tranquilidad lo que la hace uno de los destinos de costa más atractivos del Mediterráneo.

Por lo que es más conocida Menorca es sin duda por sus playas siendo la zona más destacada la conocida como Binibeca. Característica por sus casas blancas y sus aguas cristalinas, esta área costera situada en el sureste es el típico pueblo de pescadores que hoy vive del turismo y que destaca por disponer de algunas de las calas y paisajes costeros más bonitos de la isla. No muy lejos de ahí, siguiendo por el sureste nos encontramos ante la capital: Mahón. Siendo lo más conocido de esta población su puerto y calles del centro, lo más destacado para hacer es coger un viaje en crucero que recorre las islas y paisajes del mar que rememoran las guerras y épocas pasadas cuando el lugar era propiedad británica; como en toda Menorca nos encontramos ante una amplia oferta de restauración e infraestructura turística para acoger a un visitante en su mayoría (como en todas las Baleares y Canarias) alemán e inglés.

Un último lugar a destacar es la otra población de importancia junto a Mahón: Ciutadella. Localizada en el oeste de la isla es conocida por sus bellas calles así como por su puerto y restos arqueológicos de las civilizaciones que ocuparon Menorca en el pasado. Realmente la oferta turística de Menorca es muy simple: playas y más playas dentro de un ambiente más relajado que otros destinos mediterráneos más masificados. La gracia de Menorca reside ahí, que se pueden encontrar calas y lugares donde apenas hay turistas siendo pues una de las islas más auténticas de las Baleares disponiendo igualmente de una buena infraestructura turística que sigue creciendo día a día. Gran destino para desconectar del bullicio de la ciudad, un oasis para los europeos del norte del continente que tienen a pocas horas de sus países a un enclave de gran encanto y buenas temperaturas. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, para terminar podéis ver el videorreportaje, el reportaje fotográfico de la visita a Menorca e incluso un videoblog del viaje realizado a la isla de Menorca.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.