Conociendo Dinamarca: COPENHAGUE

Copenhague es una ciudad danesa siendo la capital del país. Tiene alrededor de 2 millones de habitantes y es conocida por el encanto de sus canales y el parque de atracciones.

Se tiene constancia la existencia de pobladores en la zona sobre el año XI aunque es muy posible que el lugar ya fuera ocupado desde la Edad de Piedra. Fundada por vikingos la ciudad fue adquiriendo más importancia a medida que pasaba el tiempo, sobre el siglo XII se fortificó y se construyeron las primeras catedrales. De gran importancia comercial desde el inicio de su creación, en el siglo XV pasó a formar parte de la Corona Danesa; los años posteriores el lugar siguió creciendo siendo uno de los puertos más importantes de Europa. Durante el siglo XVIII llegaron los ataques suecos y la peste que minvaron notablemente la población, el siglo XIX se caracterizó por la guerra con los ingleses y el daño recibido. Durante el siglo XX la ciudad fue ocupada por lo nazis y con el fin de la guerra volvió a formar parte de Dinamarca creciendo y modernizándose hasta la ciudad que es hoy día.

El viaje fue realizado en abril de 2012, en un acercamiento a la ciudad se recomienda la visita a:

SIRENITA: La escultura icónica de la ciudad.

NYHAVN: Las casas típicas situadas enfrente de los canales.

TIVOLI: El famoso parque de atracciones.

CASTILLO ROSENBORG: La fortaleza que fue hogar de los reyes daneses.

Copenhague es una ciudad con mucho encanto, situada en una enorme isla que conecta la Europa Central con Escandinavia es una de las urbes más importantes de Europa. Con un origen vikingo, ha sido siempre importante por lo que respecta el comercio naval así como por su bello patrimonio cultural.

Si por algo es reconocida Copenhague es por su escultura de la Sirenita. La escultura de bronce de una sirena situada en el parque Langelinie enfrente del mar; tiene 100 años de antigüedad mide un 1,25 metros y es el icono de la ciudad siendo el monumento más visitado de todo el país. Siguiendo con edificios famosos sin duda alguna la otra zona característica de la ciudad es Nyhavn, el canal más famoso de Copenhague se caracteriza por las casas típicas de colores situadas a los lados del agua; creado en el siglo XVII siempre ha sido un lugar de pescaderos y marineros siendo actualmente un lugar conocido por su amplia oferta de restauración.

Y es que si hay que continuar con lo más popular de la urbe el tercer imprescindible sería su famoso parque de atracciones de Tivoli (el más antiguo del mundo) combina la belleza de sus jardines con las atracciones de feria. Creado en el siglo XIX aún conserva su encanto pasado donde la mayor parte del parque sigue teniendo entretenimientos antiguos que se combinan con los modernos y una amplia oferta de restauración. Una última edificación que cabe mencionar es el castillo de Rosenborg; un castillo-palacio que data del siglo XVII creado como casa de campo para los reyes daneses. De fachada rojiza y tejados verdes hoy día es un museo que ofrece en sus interiores una bella decoración y objetos de todo tipo que utilizaban los mandamases de la época, cuenta también con un jardín exterior y es uno de los museos más visitados de toda Dinamarca con una afluencia anual que supera los dos millones y medio de personas.

Y es que fuera de lo antes visto no queda más que ver las típicas iglesias o el centro histórico que tanto caracterizan a los países escandinavos. Los lagos y canales se extienden por toda la población de una ciudad conocida por su amplia oferta cultural: música, teatro, ópera y museos se suceden por toda la localidad que además goza de amplias zonas verdes de todo tipo. Tenemos por lo tanto un viaje a una ciudad con gran encanto e imprescindible de Europa que bien puede combinarse con otra ciudad danesa o sueca como puedan ser Goteborg, Aarhus o Escocolmo. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, podéis ver el reportaje fotográfico hecho durante la visita a Copenhague aquí.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.