VIAJE A ROMA: La capital de Italia

Roma es una ciudad italiana siendo su capital, tiene unos 3 millones de habitantes y es famosa por los restos arqueológicos que se conservan de la época gloriosa del Imperio Romano que dominó el continente durante siglos.

La ciudad fue fundada el siglo VIII según cuenta la leyenda por Rómulo y Remo; en sus inicios fue una monarquía ocupada por los etruscos hasta la llegada de la república. En esa época las guerras eran constantes contra galos o los oscos en la que el pueblo romano se estableció por toda la península itálica. Ya en el siglo III y II antes de Cristo el Imperio Romano se expande por el Mediterráneo y Oriente en las guerras púnicas y macedónias. Hasta el siglo I se sucederán los emperadores en una época caracterizada por la inestabilidad y guerras civiles; el siglo II es la época dorada del Imperio con Trajano como emperador en la que sus dominios se reparten por toda Europa y partes de Asia y África. En siglo IV el cristianismo será la religión de un Imperio que el año 472 acabará por caer por las invasiones bárbaras y marcando el inicio de la Edad Media.

Después de una ocupación goda y bizancia el inicio del siglo IX viene marcado por el reinado de Carlomagno y la llegada del Imperio Carolingio que se impondrá hasta la llegada de la Edad Moderna en una época con gran importancia de los Papas. En el siglo XVI con la reforma luterana el poder papal disminuirá aunque seguirán teniendo gran influencia hasta el siglo XIX con la invasión napoleónica; a mediados de siglo llegará la unificación italiana. El siglo XX vendrá marcado por la llegada del fascismo y la Segunda Guerra Mundial; después de dicha guerra la ciudad se iría recuperando poco a poco hasta modernizarse y llegar a ser una de las urbes más importantes de Europa.

El viaje fue realizado en diciembre de 2013. En una visita a la ciudad se recomienda el acercamiento a:

COLISEO Y FORO ROMANO: Los restos más importantes del Imperio Romano.

FONTANA DI TREVI: La famosa fuente icono de la ciudad.

PLAZA ESPAÑA: La plaza más reconocible de toda Italia.

Roma es una de las ciudades más importantes de Europa y uno de los destinos con más atractivos de todo el continente. Es la localidad más poblada de Italia y se le conoce como la “ciudad eterna” debido a la importancia histórica que ha tenido a lo largo de los años; es la ciudad del mundo con más bienes históricos y arquitectónicos.

Lo más famoso de Roma es sin duda su centro histórico, los recuerdos de la época dorada del Imperio Romano llenan el centro de la ciudad siendo su edificio más reconocible el imponente Coliseo. Creado en el siglo I tenía capacidad para unas 50.000 personas y era el lugar donde se producían las luchas de gladiadores y espectáculos de todo tipo. Justo enfrente de este icónico lugar nos encontramos ante el Foro Romano que era la zona central de la antigua Roma imperial; era aquí donde se producía el comercio, justicia o la religión de la ciudad. Y es que la ciudad está llena de recuerdos de la gloriosa época en la que Roma era el epicentro mundial. Otro lugar imprescindible es la Fontana di Trevi; Creada a mediados del siglo XVIII es la más famosa fuente del mundo. De estilo barroco las esculturas muestran a Neptuno y varios tritones y caballos de gran belleza. Es costumbre turística el arrojar monedas dentro de la fuente para pedir deseos, hecho que ha provocado que cada año se depositen cientos de miles de euros.

El último lugar de gran importancia es la Plaza España. Creada en el siglo XVIII toma su nombre del Palacio de España sitado en frente suyo; situada en el centro de Roma destaca por su famosa escalinata que sube hasta la iglesia Trinità dei Monti. A los pies de la plaza se sitúa la conocida Fontana della Barcaccia que simula un barco naufragado. Siguendo por las calles cercanas nos podemos encontrar todo tipo de locales de restauración o tiendas situadas en un entorno de gran encanto; no muy lejos de ahí se sitúa la otra plaza importante, la conocida como Piazza Navona famosa por sus esculturas, fuentes y edificios de gran valor artístico es el centro social de la ciudad en el que en Navidad se convierte en el lugar más bello de Roma.

A parte de los lugares más importantes casi por cualquier lugar de la ciudad se puede disfrutar de algún encanto en una urbe que es casi un museo al aire libre en la que las esculturas, fuentes y plazas de estilo clásico se suceden. Tenemos pues a una de las ciudades más importantes de Europa, un destino imprescindible con infinidad de opciones que además se puede combinar con una visita al muy cercano Vaticano. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, podéis ver el videorreportaje y el reportaje fotográfico hecho durante la visita a Roma.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.