VIAJE A FRANKFURT: Centro económico de Alemania

Frankfurt es una ciudad alemana, la quinta más grande del país, que cuenta con unos 2,5 millones de habitantes contando el área metropolitana. La urbe es famosa por sus edificios relacionados con la economía y los negocios.

Se cree que la ciudad ya estuvo ocupada durante el Imperio Romano; más tarde Frankfurt fue sede del Sacro Imperio Romano Germánico. En los siglos posteriores a la Edad Media la localidad se convirtió en la capital de la Confederación del Rin y de la Confederación Germánica hasta que a mediados del siglo XIX pasó a formar parte de Prúsia cuando pocos años después quedó como parte del Imperio Alemán. Siendo destruida con los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial, Frankfurt se reconstruyó rápidamente volviendo a ser una ciudad próspera como lo es hoy día.

El viaje fue realizado en agosto de 2013. En un viaje a Frankfurt se recomienda la visita a:

BANCO CENTRAL EUROPEO: Organismo regulador de la economía europea

MAINHATTAN: Centro financiero con más rascacielos por metro cuadrado del mundo

ROMERBERG: Centro histórico con sus casas antiguas de gran belleza

Si por algo es conocida la ciudad es por albergar el Banco Central Europeo, el banco principal de la Unión Europea. Fundado en 1998 se encarga de manejar la política monetaria de los estados miembros del continente. El edificio más representativo de la ciudad se caracteriza por estar situado en la zona financiera de los rascacielos y por su conocido símbolo de un euro gigante.

Siguiendo en esa misma zona de negocios nos encontramos a todo el seguido de grandes edificios conocidos como Mainhattan. Imitando al barrio de Nueva York la zona financiera alberga (a parte de una de las bolsas más importantes de Europa) los rascacielos más altos de la ciudad y de los más destacados de todo el continente. Ese nombre también está relacionado con el río que atraviesa la población, el Main. Y es que los innumerables puentes que cruzan el río también pretenden imitar (aunque con mucha modestia) a los neoyorquinos. Siguiendo por el centro de la ciudad tenemos su única parte histórica que ha sobrevivido a los años (aunque fue restaurada debido a los bombardeos que asolaron Frankfurt durante la Segunda Guerra Mundial). La plaza de Romerberg alberga los edificios más bonitos de toda la urbe con sus casas antiguas que se asemejan en gran cantidad a las tipicas edificaciones de Brujas por poner un ejemplo.

Otros lugares dignos de mención son su simbólica catedral, su calle principal llamada Zeil donde se concentran los mayores comercios y centros comerciales del lugar o su conocido museo Seckenberg de Historia Natural que tiene la mayor colección de huesos de dinosaurios de Europa. Y es que Frankfurt, a pesar de no tener mucha fama turística, dispone de varios atractivos que bien merecen una visita a una de las ciudades alemanas con más curiosidades. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, podéis ver el videorreportaje y el reportaje fotográfico hecho durante la visita a Frankfurt aquí.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.