VIAJE A BRUJAS: La Venecia del Norte

Brujas es la segunda ciudad más importante de Bélgica, cuenta con 300.00 habitantes y es famosa por sus canales y su centro histórico de origen medieval por lo que es conocida como “La Venecia del Norte”.

Originada en el siglo XI, la ciudad se fue desarollando en los años posteriores como importante indústria de la lana; el comercio con las poblaciones vecinas la convirtió en una de las ciudades más ricas de Europa. Perteneciendo desde sus inicios a Flandes, las tropas francesas trataron de conquistar la región pero fueron expulsadas a principios del siglo XIV. En el siglo XV llegó el declive de la ciudad con la crisis del sector téxtil decreciendo el comercio que hizo a la ciudad entrar en una depresión constante hasta el siglo XIX convirtiéndola en una de las urbes más pobres de Bélgica. En el siglo XX con la llegada del turismo, Brujas volvió a florecer siendo una de los lugares más visitados de todo el Benelux.

El viaje fue realizado en mayo de 2013. En una llegada a la ciudad se recomienda la visita a:

CANALES: Las bonitas aguas que recorren el centro histórico

PLAZA CENTRAL: La Grote Markt, centro de la ciudad

CAMPANARIO: La torre de 83 metros de alto con grandes vistas 

Brujas es una ciudad con un gran atractivo basado en su centro histórico que guarda mucha similitud de como era durante la Edad Media cuando se originó la ciudad. Si por algo es conocida Brujas, que significa “puentes” en belga, es por sus canales (se la conoce como “La Venecia del Norte”) que recorren todo el centro de la ciudad donde se pueden tomar barcas para recorrer sus aguas..

El lugar más representativo del lugar es sin duda su plaza central, la llamada Grote Markt que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad y que se caracteriza por mantener intactos los edificios de como eran siglos atrás. Lo más destacado de la plaza son las dos estatuas de Jan Breydel y Pieter De Koninck los dos líderes belgas que expulsaron a los franceses en el siglo XIV; destacar que cerca de ahí se sitúa la plaza Burg y su bonito ayuntamiento. Pero si por algo destaca la plaza central es por el campanario, el icono de Brujas originario del siglo XII que se eleva por 83 metros de alto; la actividad más recomendable es subir arriba de la torre y contemplar las bonitas vistas de la ciudad. A parte de todo eso, más alejando del centro podemos encontrar la catedral y más edificios civiles y religiosos históricos situados también por caminos empedrados que convierten a Brujas en una ciudad con gran encanto puesto que casi toda ella aún guarda ese aspecto medieval por todos sus lugares. Los parques de gran belleza situados cerca de la estación de tren son otro de las visitas obligadas en una ciudad muy fácil de recorrer debido a que todos los “highlights” se encuentran muy cerca lo que hace posible conocer Brujas en un solo día tranquilamente.

En conclusión, Brujas es posiblemente la ciudad más bella de Bélgica y de toda la zona del Benelux gracias a sus canales y bonito centro histórico de origen medieval. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, podéis ver el videorreportaje y el reportaje fotográfico hecho durante la visita a Brujas aquí.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.