VIAJAR A RABAT: La capital de Marruecos

Rabat es una ciudad marroquí situada al noroeste del país, tiene unos 2 millones de habitantes contando el área metropolitana y es conocida por ser la capital de Marruecos.

Se cree que el origen de la ciudad data del siglo III antes de Cristo, los romanos ocuparían la zona desde el I a.C hasta la tercera centúria. Es entonces cuando los bereberes toman el control los siguientes tiempos, durante el siglo XIII Rabat se fortifica y un siglo más tarde fue asolada por los españoles. La urbe perderá importancia los siguientes años hasta el siglo XVII, es entonces cuando la población se recupera con los expulsados de Europa. Durante el XIX el país pasa a ser una colonia francesa y el siglo XX se caracteriza por la independencia de Marruecos siendo Rabat su capital quedando como centro administrativo del país.

El viaje fue realizado en julio de 2008, en una visita a la ciudad se recomienda ver:

KASBAH DES OUDAIA: La antigua fortaleza.

TORRE HASAN: Ruinas de la antigua mezquita.

Rabat es la capital de Marruecos siendo una población que tiene aires europeos por sus infraestructuras y edificios. Sin contar del encanto de localidades de la nación como Fez o Marrakesh es el centro administrativo del país. Una de las localidades más importantes del Magreb pero sin mucho potencial turístico.

Lo más conocido de Rabat es la Kasbah des Oudaia, una fortaleza que tiene sus orígenes en el siglo VI cuando los bereberes tenían el control de las tierras. Sirvió de protección ante ataques enemigos durante mucho tiempo y destaca por su arquitectura amohade. Las callejuelas y sus colores blancos y azules destacan en un lugar que puede llegar a ser peligroso debido a la gran cantidad de nativos que buscan a toda costa robar al turista. Otro lugar digno de mención es la torre Hasan; data del siglo XII era el proyecto de la mezquita más grande del mundo pero que quedó en construcción. Mide 44 metros de alto siendo el icono de la ciudad y mausoleo de los reyes de Marruecos además de haber sido influencia de lo que serían las mezquitas de Marrakesh o la Giralda de Sevilla.

Otros lugares destacados son la necrópolis de Chelia (un antiguo complejo romano que vio pasar civilizaciones como los cartagineses o fenicios también), la mezquita de Agdal o la catedral de San Pedro de Roma. También conocido es el Dar-al-Mahkzen, el palacio real y sede de gobierno del país. Y es que Rabat como cualquier otra ciudad marroquí se encuentra en vías de desarrollo siendo una población que parece anclada en una civilización pasada que podría compararse a los años 40 de España. Flojas infraestructuras o transporte y una población falta de actualizaciones, educación y modernidad. Estamos ante un destino poco turístico que deberá ser combinado con otros lugares como puede ser la cercana Casablanca, viaje que destaca por el contraste entre África y un país occidental cuyo fuerte más importante es su oferta cultural. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, para terminar podéis ver el reportaje fotográfico de la visita a Rabat.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.