LOS 5 INCENDIOS MÁS GRANDES DE LA HISTORIA

A lo largo de los tiempos han existido grandes combustiones de fuego que han acabado por asolar ciudades enteras quedando totalmente devastadas. Siendo los más famosos los producidos en Europa y Norteamérica, veamos cuales son los 5 incendios más grandes de la historia.

5- INCENDIO DEL HINDENBURG

El año 1937 se produjo un incendio dentro del dirigible alemán Hindenburg cuando se encontraba cerca de aterrizar en Nueva Jersey, Estados Unidos. La tormenta que se produjo en ese momento hizo arder el aparato y acabó con la vida de 35 personas lo que provocó la desaparición casi total de este medio de transporte, que hasta la fecha era muy popular.

4- EL INCENDIO DE SANTANDER

El año 1941 se produjo un incendio en la ciudad española de Santander. Una chimenea mal apagada expandió el fuego por toda la población durante dos días destruyendo todo su centro histórico; Santander quedó aislada durante una semana dejando al lugar en el caos donde miles de habitantes se quedaron en la calle.

3- EL GRAN INCENDIO DE LONDRES

El año 1666 la ciudad de Londres quedó arrasada por el fuego. El incendio comenzó en la casa de un panadero y se fue expandiendo por el resto de la localidad por culpa de la incompetencia del alcalde quién no le dió importancia en un principio. Durante cinco días Londres ardió quedando destruida y dejando miles de muertes así como más de 80.000 personas sin hogar.

2- EL GRAN INCENDIO DE CHICAGO

En 1871 se produjo en la ciudad estadounidense de Chicago un gran incendio que comenzó en un establo cuando una vaca dejó caer una lámpara de queroseno; rápidamente el fuego se fue propagando por toda la urbe gracias al viento y al hecho de que casi todas las casas eran de madera. Más de 17.000 edificios fueron destruidos dejando el desastre 300 muertos y más de 100.000 personas sin hogar.

1- EL GRAN INCENDIO DE ROMA

El año 64 después de Cristo se produjo en Roma (Italia) el incendio más grande de todos los tiempos. Se dice que fue el emperador romano Nerón quién mando arder la ciudad durante una semana para acabar con la vieja Roma, comenzar una nueva empresa urbanística y culpar de ello a los cristianos. La población quedó totalmente devastada dejando miles de víctimas y destruyendo los hogares de casi toda su gente.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.