ESCAPADA A VARSOVIA: La capital de Polonia

Varsovia es una ciudad polaca siendo su capital. Cuenta con unos 3 millones de habitantes contando el área metropolitana y es conocida por los tratados y pactos históricos que se han firmado en este lugar.

Se cree que la ciudad tal cual se la conoce hoy día tiene sus orígenes en el siglo X cuando no era más que un pequeño poblado; el lugar fue pronto asolado por los lituanos por lo que comenzó la construcción de un castillo para defenderse; así en el siglo XIV ya estaba bien fortificada siendo el comercio y la artesanía los puntales de la economía de la urbe. En el XV Varsovia era ya la capital del país y comenzó su expansión; en los tiempos posteriores llegarían varias guerras con los suecos hasta llegar al siglo XVIII cuando en la ciudad se empieza a desarrollar el capitalismo; Varsovia es centro cultural, político y social de la nación. El XIX queda marcado por la invasión napoleónica y su posterior expulsión así como el dominio ruso; en el siglo XX Varsovia pasará a formar parte del Imperio Alemán aunque al final de la Primera Guerra Mundial alcanzaría la independencia; durante la Segunda Guerra Mundial vuelve a ser invadida por los alemanes aunque con el fin de la guerra Polonia vuelve a surgir como país. La ciudad quedó destruida por los bombardeos y se fue reconstruyendo poco a poco hasta recuperar la normalidad y ser la ciudad moderna que es hoy día.

El viaje fue realizado en diciembre de 2014, en una llegada a la ciudad se recomienda la visita a:

CENTRO HISTÓRICO: El casco antiguo de la ciudad.

PALACIO WILANOW: Antigua residencia de los reyes polacos.

PALACIO DE LA CULTURA Y LA CIENCIA: Rascacielos creado por Stalin.

PARQUE LAZIENKI: La zona verde más grande de Polonia.

Varsovia es la ciudad más importante de Polonia ya que no solo es su capital sino el centro político, financiero, social y cultural del país; habiendo sido conocida por la multitud de tratados y planes firmados debido a su importancia histórica su característica principal radica en que fue totalmente destruida durante la Segunda Guerra Mundial por lo que todo lo interesante de ver es en realidad una reconstrucción.

Y es que lo más destacado de Varsovia es su centro histórico, como se ha dicho fue totalmente reconstruido debido a los bombardeos durante la guerra. Destaca del lugar sitios como la Plaza Mayor o el Castillo Real del Barrio Antiguo con sus restaurantes y tiendas tradicionales con gran encanto; también digno de mención es la calle Krakowskie Przedmiescie que es la principal de la localidad y que alberga varios edificios civiles o religiosos de importancia histórica. Y es que la invasión nazi y posterior llegada soviética ha marcado a Varsovia que sufrío sus consecuencias al verse totalmente destruída.

Otros sitios que destacar son lugares como los palacios Wilanow o el de la Cultura. Por una parte tenemos el Palacio Wilanow, antigua residencia de verano de los reyes polacos. Localizado en las afueras de la ciudad data del siglo XVII y es de estilo barroco; destaca por sus jardines así como por su decoración y pinturas interiores. El segundo lugar imprescindible es el Palacio de la Cultura y la Ciencia, creado el año 1955 por ordenes del dictador comunista Joseph Stalin es el edificio más alto del país siendo un rascacielos de unos 250 metros de alto. En su interior existen exposiciones, oficinas así como un cine además de la posibilidad de ascender a lo alto de la construcción para tener las mejores vistas de la ciudad.

Más construcciones importantes (aunque también reconstruidas a mediados del siglo XX) son la Opera Teatro Wielki y en definitiva cualquier edificación situada dentro del centro de Varsovia; como recuerdo de esa época oscura se puede visitar el museo del Levantamiento de 1944. A parte de la influencia nazi también la localidad sufrió el comunismo por lo que aún hoy se pueden ver edificios típicos estalinistas como el antes mencionado palacio de la cultura, el rascacielos más alto de toda Polonia: una megaconstrucción de 42 pisos y más de 237 metros de alto con su característico tamaño, color gris y imponente estilo comunista. El parque Lazienki es el último lugar digno de mención; es el espacio verde más amplio de toda la ciudad con un tamaño de más de 80 hectáreas donde hay un lago y un jardín botánico además de un conjunto palaciego. Con sus orígenes en el siglo XVII, varios museos se sitúan en este lugar que es conocido por albergar una estatua al famoso músico polaco Federico Chopin.

Poco más que decir, nos encontramos ante una población sin mucho que ofrecer ya que el hecho de haber sido totalmente aniquilada y reconstruida hace que pierda su encanto, viaje que bien puede combinarse con la no muy lejana Cracovia para conocer bien este país del centro de Europa. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, podéis ver el videoblog realizado durante la estanciael videorreportaje y el reportaje fotográfico hecho durante la visita a Varsovia aquí.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.