Escapada a Suecia: GÖTEBORG

Göteborg es una ciudad sueca situada en el sur del país. Tiene unos 550.000 habitantes y es la segunda urbe más importante del país.

Se cree que la zona ya fue ocupada durante la Edad de Piedra. Siglos más tarde llegaría la ocupación goda y la llegada de los vikingos siendo el origen real de la ciudad sobre el siglo XIV. Durante la Edad Media tuvo importancia comercial debido a su cercanía con Noruega y Dinamarca aunque dicha cercanía también le causaría varias guerras. Es por eso que en esa época se fortificó desde el siglo XV al XVII creando cada vez mejores murallas. En el siglo XVIII la ciudad prosperó económicamente gracias a sus relaciones comerciales con Asia, el siglo XIX será la era del desarrollo industrial siendo una ciudad moderna para los inicios del XX; durante el siglo XX y la actualidad la urbe dejó de depender de la actividad industrial y marítima para basar su economía en el comercio y el turismo.

El viaje fue realizado en abril de 2012, en un acercamiento a la ciudad se recomienda la visita a:

CENTRO HISTÓRICO: Casco antiguo de la ciudad.

Göteborg es una ciudad sueca que siendo la segunda más grande del país no destaca de sobremanera por ningún atractivo en concreto. Famosa por ser el origen de dos empresas de talla mundial como son SKF y Volvo ha tenido siempre una importancia industrial y marítima, hoy venida a menos y que depende básicamente del sector servicios.

Por lo  tanto si hay que destacar algo de la ciudad será su centro histórico. El casco antiguo de Göteborg (también conocida como Gotemburgo) se sitúa dentro de murallas donde lo más destacado es su avenida principal llamada Avenyn lugar en el que se sitúan los principales focos de cultura de Göteborg que van desde bibliotecas, museos o teatros. A parte de ello la urbe también destaca por su música (habiendo dado algunos grupos de fama mundial) y como toda buena ciudad sueca por sus impecables infraestructuras, limpieza o buenos servicios públicos. Fuera de la zona central quizás lo más destacado sea su puerto, el más grande de toda Escandinavia, que suele congelarse gran parte del año y que supone el de mayor tránsito de toda Suecia. También destacar los restos de muralla y demás arquitectura antigua que aún se puede ver si nos alejamos algo del centro de la ciudad.

Poco más que decir de esta fría ciudad, típica urbe escandinava que no tiene un gran atractivo ni ningún famoso monumento más allá de alguna que otra iglesia. Viaje que debe combinarse casi obligatoriamente con algún otro destino más atractivo como pueda ser la no muy lejana Copenhague, la capital de Dinamarca. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, podéis ver el reportaje fotográfico hecho durante la visita a Göteborg aquí.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.