Conociendo Gales: CARDIFF

Cardiff es una ciudad galesa siendo su capital, cuenta con unos 320.000 habitantes y es conocida por su castillo y por su estadio de rugby.

La zona fue dominada por los romanos desde la era de Jesucristo hasta el siglo V, posteriormente llegaría la ocupación británica que en el siglo X fortificaría Cardiff construyendo el edificio más característico de la ciudad. Durante la Edad Media la población fue creciendo poco a poco en una época donde las guerras entre galeses y ingleses eran constantes; será en el XVI cuando ambas nacionalidades se unirán juntándose el basto Imperio Británico. Con las guerras civiles inglesas el lugar pasa a formar parte del Reino Gales desde el siglo XVII hasta el día de hoy pero siempre unido a la Gran Bretaña; la XIX centúria comenzó con un Cardiff muy poco poblado pero que gracias a la revolución industrial y las mejoras sociales la demografía comenzó a crecer hasta llegar al siglo XX cuando se moderniza y consigue ser una de las poblaciones más importantes del Reino Unido.

El viaje fue realizado en enero de 2011, en un acercamiento al lugar se recomienda la visita a:

CASTILLO: La fortificación, icono de Cardiff.

CATEDRAL: La iglesia de Llandaff.

Cardiff es una ciudad galesa típicamente británica. Con sus pubs y su arquitectura victoriana y clásica del Reino Unido es sin duda el centro comercial, social y económico del país; un destino obligado en una visita a las islas que guarda una buena oferta cultural. Si por algo es conocida Cardiff es sin duda por su castillo. Fundado en el siglo XI es una fortaleza que vivió todo tipo de ocupaciones y luchas históricas desde los normandos a los galeses o ingleses; tiene restos romanos así como de otras culturas convirtiendo a este enclave en el monumento más destacado de todo Gales. Todo tipo de construcciones de piedra ya sean torres, murallas, refugios o salones dan gran encanto a este castillo situado en una gran explanada verde que data de la Edad Media.

Moviéndose por el centro de la ciudad es en el casco histórico donde nos encontramos todo lo que hay que ver. Posiblemente sea la catedral el edificio más destacado de la zona; la iglesia de Llandaff es el edificio religioso más importante de la ciudad junto a la de San David. Tenemos una construcción que data del siglo XII con un estilo medieval y rodeada de una bella zona verde que la convierten en uno de los lugares más fotografiables de la población. También cabe destacar como otros atractivos turísticos lugares como el City Hall, el puerto, el Civic Center, la universidad y sobretodo el Millennium Stadium, el hogar del equipo de rugby de Gales (deporte nacional en el país).

Poco más que decir de esta localidad, Cardiff es una ciudad típicamente británica: tranquila, con grandes zonas verdes y clima gris con una varieada oferta cultural. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, para terminar podéis ver el reportaje fotográfico de la visita a Cardiff.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.