Cine de estreno: EFECTOS SECUNDARIOS (2013)

“Efectos Secundarios” es una brillante película-denúncia del mundo de las farmacéuticas. Con un gran guión mantiene el interés durante todo el metraje siendo sin duda uno de los mejores dramas de los últimos tiempos.

Director: Steven Soderbergh

Actores: Rooney Mara, Channing Tatum, Jude Law, Catherine Zeta-Jones, Vinessa Shaw, Ann Dowd, James Martínez

Género: Drama

País: Estados Unidos

Año: 2013

Duración: 105 minutos

Efectos secundarios es la última película dirigida por Steven Soderbergh (Traffic, Ocean´s Eleven). La trama sucede en Nueva York donde la protagonista Emily (Rooney Mara) está pasando por malos momentos, su marido Martin (Channing Tatum) acaba de salir de la cárcel y ella se intenta suicidar. Pronto recibirá ayuda psiquiátrica del doctor Jonathan Banks (Jude Law) que tratará de aprovechar la ocasión para ofrecerle un nuevo fármaco y así ganar una gran cantidad de dinero de una farmaceútica. La historia se irá complicando cuando Jonathan va analizando los motivos de la depresión de Emily; con la aparición de un asesinato relacionado con el medicamento él investigará sobre su anterior psiquiatra la doctora Victoria Siebert (Catherine Zeta-Jones). A partir de ahí la trama girará a tres bandas hasta su desenlace final.

Gran película con un argumento muy inteligente que no deja de sorprender a lo largo del metraje, filme denúncia contra las farmacéuticas y su mafia con acuerdos multimillonarios a riesgo de jugar con la salud de sus pacientes. Efectos secundarios es un drama que con su ritmo rápido hace mantener la atención en todo momento al espectador, como el buen cine clásico deja a un lado los efectos visuales y demás para centrarse en el argumento que es lo verdaderamente importante. Por lo que se refiere a la actuación sin duda alguna lo mejor del reparto es la protagonista interpretada por Rooney Mara, actriz con un presente y futuro brillante, sin duda será referencia en los próximos tiempos como una de las mejores actrices de su generación. En cambio vemos como le da la réplica como marido un Channing Tatum que queda retratado a su lado como un interprete mediocre, persona inexpresiva y carente de carisma, el joven actor sobra totalmente siendo prescindible 100% en un filme donde podrían haber puesto un mueble en su lugar y nadie notaría la diferencia. Los veteranos y conocidos Jude Law y Catherine Zeta-Jones rayan a buen nivel creando con Rooney Mara un triángulo interpretativo redondo muy interesante.

Una de las mejores películas del año que destaca de sobremanera por su excelente guión donde hay que estar alerta en todo momento para poder seguir la inteligente trama. Sobresaliente.

Nota: 9

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.