Cine de estreno: DALLAS BUYERS CLUB (2014)

Buena película con una sublime interpretación de Mathew McConaughey. Filme que podría haber sido excelente pero que por su claro mensaje sionista lavacerebros se queda en un aceptable justo.

Director: Jean-Marc Vallé

Actores: Matthew McConaughey, Jared Leto, Jennifer Garner

Género: Drama

País: Estados Unidos

Año: 2014

Duración: 116 minutos

Dallas Buyers Club es una película que cuenta la vida de Ron Woodroof (Mathew McConaughey) un hombre típico texano al que acaban de anunciarle que tiene Sida. Pronto romperá su relación con sus amigos-paletos homófobos que le acusan de ser gay y tratará de buscar una cura a la enfermedad y ayudar a los demás con la ayuda de un travesti llamado Rayon (Jared Leto) luchando contra la mafia de las farmacéuticas.

Nos encontramos ante una gran película que sin duda alguna destaca por la actuación de su dúo protagonista (ambos acabaron recibiendo el Oscar 2014 a mejor actor principal y secundario). Filme de serie B que con un presupuesto reducido ha conseguido llamar la atención debido a su buen guión a parte de lo mencionado anteriormente; y es que a pesar de la bajísima inversión de esta película el resultado es satisfactorio en una producción que cuenta la historia del sida en los años 80 y la tragedia que supuso la muerte de miles de personas mientras que las farmacéuticas no hacían más que empeorar la situación a costa de sacar rendimiento económico ofreciendo medicamentos que acusaban más la enfermedad.

Y esa es la parte positiva, si la miramos por encima tenemos un título de cine sobresaliente con unas interpretaciones y un rendimiento increíble sacado por lo poco que se invirtió. Pero cuando vemos el transfondo sionista y su enésimo mensaje anti-cristiano y anti-blanco la cosa cambia; el trío de productores judíos Robbie Brenner, Nathan Ross y Rachel Rothman se encargan una vez más, como buenos sionistas, a promulgar su mensaje anti-occidental alabando a la homosexualidad y el travestismo poniendo a los blancos heterosexuales como homófobos, racistas, malas personas y poco menos que nazis. Lamentable volver a presenciar por millonésima vez la misma basura. Y es que lo más destacable es sin duda la interpretación del dúo de actores principales. Mathew McConaughey aceptó este difícil papel renunciando a un sueldo multimillonario que podría haber obtenido en cualquier otro filme más boyante pero que a la postre fue el causante de que ganara el premio Oscar. Y es que la carrera del actor estadounidense ha dado un giro de 180 grados; si durante los 90′ y los 00′ se dedicó a hacer comedias románticas insustanciales, una vez llegado a la cuarentena parece haber decidido cambiar totalmente su repertorio. Con su participación en “El lobo de Wall Street”, sumado a esta brillante “Dallas Buyers Club” y la enorme serie de “True Detective” McConaughey se sitúa como el actor más brillante de la actualidad. Parece que el intérprete texano haya querido emular a Christian Bale y sus contínuos cambios físicos y demacraciones físicas para interpretar todo tipo de papeles. Por lo que respecta al resto de participantes destacar la actuación de Jared Leto que le valió el Oscar a mejor actor secundario y el flojo papel de Jennifer Garner que tiene una actuación lamentable.

Buena película (que podría haber firmado el mismo Pedro Almodóvar) con una enorme interpretacion del que es actor de moda Mathew McConaughey pero que a causa de su repetitivo y enfermizo mensaje sionista se queda en un aceptable justo.

Nota: 7

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.