VIAJE A WASHINGTON: La capital de Estados Unidos

Washington D.C. es una ciudad estadounidense que cuenta con una población de 8 millones de habitantes contando su área metropolitana. Conocida por ser la capital del país alberga su parlamento o la residencia del presidente.

Ocupada desde tiempos inmemoriales por los indios americanos, en 1790 se funda la ciudad tal como se la conoce en honor a George Washington (el primer presidente del país). En el siglo XIX vivió la guerra contra los ingleses y posteriormente la guerra civil haciendo que su población fuera muy reducida. Ya en el siglo XX comenzó el auge en la demografía con la llegada de la industrialización y la construcción de infraestructuras que la convirtieron en la moderna ciudad que es hoy día.

El viaje fue realizado en abril de 2008. En una viaje a Washington se recomienda la visita a:

CASA BLANCA: El hogar del presiente de los Estados Unidos.

CAPITOLIO: El congreso del país

MONUMENTO A WASHINGTON: Icono más representativo de la ciudad

Washington es una ciudad atípica de Estados Unidos, siendo su capital sin ser excesivamente grande, alberga algunos de los edificios más famosos del país. También destaca por su estilo europeo y su falta de rascacielos en comparación a otras urbes norteamericanas.

Comenzando con lo más destacado para ver, lo principal sería su edificio más famoso: La Casa Blanca. The White House es el lugar donde vive el presidente de los Estados Unidos. Construida en 1972 y ocupada por primera vez por George Washington ha sido sede del presidente desde entonces. Destaca por lo pequeña que es en comparación a las imágenes vistas por la televisión, no es posible acceder por la parte delantera puesto que está vallado y la única forma de verla es por la parte de atrás con sus vistas al jardín y la fuente traseras. No muy lejos se sitúa el otro gran monumento de la ciudad, el Capitolio. Lugar donde se sitúa el Congreso de los Estados Unidos, fue creado en 1788 y en él se encuentra la Cámara de Representantes y el Senado. De estilo neoclasicista, el edificio destaca por su belleza e influencias grecoromanas.

El otro gran atractivo de la ciudad es el Monumento a Washington. Finalizada la construcción en 1888 fue la edificación más alta del mundo en su día con una altura de 169 metros; creada en honor al primer presidente del país y revolucionario que fue uno de los principales partícipes de la Independencia este obelisco es uno de los iconos más significativos de la ciudad. A parte de estos tres básicos imprescindibles existen otros lugares cercanos que pueden visitarse como es el monumento a Lincoln, el edificio del FBI, Arlington o el estadio Verizon Center hogar de los equipos de baloncesto y hockey de la ciudad.

Tenemos pues, una ciudad americana de visita obligada y de color europeo que alberga algunos de los edificios más conocidos del país y que es fácil de combinar como escapada en un viaje a Nueva York. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, podéis ver el reportaje fotográfico hecho durante la visita a Washington aquí.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.