VIAJAR A BUDAPEST: Adentrándose en Hungría

Budapest es una ciudad húngara siendo su capital. Tiene unos 2 millones de habitantes contando el área metropolitana y es conocida por sus dos ciudades de Buda y Pest que son separadas por el Danubio.

Se cree que los primeros pobladores de la zona fueron los celtas pocos años antes de Cristo. Poco tiempo después la población sería conquistada por el Imperio Romano que estaría en el poder hasta el comienzo de la Edad Media cuando llega la ocupación búlgara. Pronto los húngaros se establecerán en el siglo IX fundando oficialmente el reino de Hungría siendo su capital esta localidad tiempo más tarde. Con la llegada del Renacimiento la urbe florecerá en lo que era una ciudad doble formada por Buda y Pest; el siglo XVI los otomanos invaden el lugar estando en la zona hasta algún siglo más tarde. No será hasta el XVIII cuando los turcos son expulsados por una unión de naciones europeas dejando a la ciudad como parte del Imperio de los Habsburgo. El siglo XIX se crea Austria-Hungría que durará hasta la Primera Guerra Mundial cuando Hungría es independiente, durante la Segunda Guerra Mundial pasará a formar parte del Imperio Nazi y al acabar la guerra quedará por fin como país al igual como se le conoce hoy día: Hungría.

El viaje fue realizado en noviembre de 2011. En una llegada a la ciudad se recomienda la visita a:

PARLAMENTO: El edificio del gobierno, icono de la ciudad.

PUENTE DE LAS CADENAS: Conecta Buda con Pest.

CASTILLO: La fortificación de Buda, uno de los lugares más representativos de la ciudad.

Budapest es una ciudad de gran importancia dentro de la Europa Central. Cerca de otras importantes urbes como Viena o Bratislava, es la capital de Hungría siendo con mucha diferencia su localidad más importante ya que es centro político, cultural, deportivo o financiero del país.

El edificio más representativo e icónico de Budapest es sin duda su Parlamento. Creado a finales del siglo XIX se encuentra en el centro de la ciudad y alberga el gobierno del país así como otros edificios importantes; decorado con mármol y oro es posible visitar su interior que destaca por sus esculturas, pinturas y demás adornos de gran belleza. Con casi 100 metros de alto destaca en sus exteriores por su cúpula central amarronada y su estilo neogótico. Justo enfrente del Parlamento se encuentra el famoso río Danubio que divida el lugar en las dos antiguas urbes que dan nombre a la población: Buda y Pest. Es el puente de las Cadenas quien une ambos lugares siendo otro de los lugares más conocidos de la capital húngara. Fue el primer puente construído en Budapest ya que data del siglo XV, tiene más de 200 metros de largo y destaca por su poderío y las esculturas de leones que alberga en su interior.

El último lugar de más fama es el Castillo de Buda. También conocido como Palacio Real (puesto que en el pasado fue residencia de los monarcas) es una enorme construcción que en la actualidad está formado por una biblioteca, el museo de historia y otro museo de arte nacional. Junto con el puente de las Cadenas forman una bonita postal destacando también durante la noche puesto que su iluminación y las vistas que ofrece desde lo alto son más que remarcables. A parte de lo visto destacar su centro histórico con cierto encanto donde se suceden las iglesias como la de San Matías o la de San Esteban o su Opera y otros edificios históricos. Siendo conocida también por sus baños termales puesto que es la ciudad del mundo con más pozos de agua medicinales, Budapest es una destacada ciudad de la Europa que conecta el continente occidental con los Balcanes.

Ciudad de cierto encanto que puede ser vista en dos días fácilmente y que ofrece varios atractivos turísticos; bien se puede combinar con la cercada Viena o con otra capital europea como es Bratislava. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, podéis ver el reportaje fotográfico hecho durante la visita a Budapest aquí.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.