EL ROBO DE CADA MUNDIAL

En la historia de los Mundiales han habido partidos que quedaron para la historia por los errores que se cometieron en un encuentro que van desde fallos del árbitro concretos en decisiones difíciles de ver hasta a partidos comprados que fueron un escándalo. Veamos cuál ha sido el mayor robo de cada mundial de fútbol.

En el mundial de Uruguay 1930 se considera la final que Uruguay ganó a Argentina en la que los argentinos fueron acosados por la afición rival así como amenazados por la policía tanto antes del partido como en el descanso para que perdieran.

En el mundial de 1934 en Italia, se dice que el dictador italiano Benito Mussolini exigió que el campeón tenía que ser Italia y así fue ganando con polémica un partido tras otro.

En el Mundial de Chile 62 el partido más polémico fue el Chile-Italia en el que los locales ganaron un partido que los italianos jugaron con dos futbolistas menos toda la segunda parte.

El robo más recordado de 1966 fue la final en la que los ingleses que jugaban en casa se llevaron el mundial con un gol que ni siquiera llegó a cruzar la línea de gol.

En 1978 del Mundial de Argentina el partido más polémico fue el 6-0 que Argentina le metió a Perú para pasar ronda.

El peor arbitraje en 1982 fue el partido entre Brasil y la URSS donde se favoreció claramente a los brasileños.

La mayor polémica de 1986 fue el gol con la mano de Maradona a Inglaterra.

En 1990 fue la final en la que Alemania ganó el Mundial a Argentina con un gol de penalti al final del partido que no era.

La polémica de 1994 fue en cuartos de final cuando Italia eliminó a España porque no pitaron un penalti a Luis Enrique a pesar de quedar sangrando tras romperle la nariz de un codazo.

El mundial 2002 pasó a la historia porque los organizadores Corea del Sur ganaron a Italia en octavos con un penalti a favor que no era, le quitaron dos penaltis claros a Italia, expulsaron injustamente a un futbolista italiano, perjudicaron gravemente a Italia durante todo el partido y le anularon un gol legal también a Italia. Por si fuera poco en cuartos de final se produjo otro de los mayores robos de la historia cuando en el Corea del Sur – España hubo otro arbitraje escandaloso donde anularon hasta 3 goles legales a los españoles.

El partido más polémico de 2006 fue el Italia-Australia donde Italia ganó con un penalti que no era.

En el Mundial de 2010 el escándalo más recordado fue en el Inglaterra-Alemania donde los ingleses marcaron un gol que no dieron por válido a pesar de pasar claramente la línea de gol.

En el Mundial Brasil 2014 la polémica más grande fue el Holanda-México donde Holanda pasó gracias a un penalti inexistente. También llamó la atención el Brasil-Colombia donde los locales fueron favorecidos.

Las mayores polémica del mundial 2018 fueron el Inglaterra-Colombia donde los ingleses fueron favorecidos así como la final que ganó Francia a Croacia donde el árbitro favoreció descaradamente a los franceses.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.