VISITA A MÚNICH: Conociendo la región de Baviera

Múnich es la capital de Baviera siendo la tercera ciudad de Alemania en número de población con más de un millón y medio de habitantes. Es la urbe del país con más calidad de vida,  famosa por sus cervecerías y su equipo de fútbol.

La ciudad se originó en la edad media siendo parte del Sacro Imperio Romano Germánico. Siglos más tarde fue ocupada por el Imperio Napoleónico y posteriormente perteneció a Prúsia hasta que tras la guerra franco-prusiana quedó anexionada a Alemania. Siendo la ciudad origen del nazismo, después de la Segunda Guerra Mundial quedó gravemente dañada pero rápidamente se recuperó así como toda la nación. Lo más destacado en los últimos tiempos fueron las Olimpiadas celebradas en 1972. Actualmente es el motor económico de Alemania siendo su región de Baviera una de las zonas más productivas de Europa.

El viaje fue realizado en noviembre de 2011. Los lugares imprescindibles de Múnich son:

PLAZA DEL AYUNTAMIENTO: Centro de la ciudad.

CERVECERÍA HOFBRÄUHAUS: La cervecería más conocida de la ciudad.

CIUDAD OLÍMPICA Y ALLIANZ ARENA: Sede de los JJOO de 1972 y el modernísimo estadio del FC Bayern.

CASTILLO DE NEUSCHWANSTEIN: El famoso castillo que fue inspiración de Walt Disney.

Múnich y toda la zona de Baviera tienen muchos atractivos que mostrar. De la ciudad en sí, lo más interesante es la plaza del ayuntamiento (el centro histórico de la ciudad) con su fachada que recuerda a la Grote Market de Bruselas. Cerca del lugar está la catedral de Nuestra Señora (Frauenkirche), también digna de mención. No muy lejos de ahí se puede visitar la cervecería más famosa del mundo, la Hofbräuhaus. Dentro se respira un ambiente indescriptible, olor a cerveza y salchichas; con música en directo, es el típico lugar bávaro donde los camareros van vestidos con su traje regional combinando el verde y blanco con los calcetines subidos. No olvidemos que en Múnich se produce la celebración del Oktoberfest (que ya ha sido copiada en otras partes del planeta) donde durante más de dos semanas se consumen millones de litros de cerveza. La Hofbräuhaus es también conocida porque en su tercera planta Adolf Hitler originó el partido Nazi en 1920. Otro lugar destacado es la zona olímpica donde se realizaron los Juegos del año 1972 con su estadio mundialmente conocido por su cubierta de acero ovalada. Al lado de la zona olímpica se encuentra la fábrica de BMW, la sede oficial de la marca alemana de coches. Relacionado con el deporte, también se puede ver el estadio más moderno del mundo y hogar del Bayern de Múnich: el Allianz Arena, lugar donde se celebrará la final de la Champions League 2012 y futuro hogar de Pep Guardiola.

Pero si por algo merece la visita Múnich es por los castillos de Luis II (El rey Loco) situados en los alrededores de la ciudad. Luis II, que vivió en el siglo XIX, era el rey de Baviera y famoso por su falta de acierto a la hora de decidir su destino ya que a lo largo de su vida tomó decisiones desafortunadas como cuando eligió el bando equivocado al unirse al imperio austríaco contra Prúsia. Conocido por sus excentricidades, canceló su boda en el último momento y se dedicó a construir castillos por toda Baviera derrochando grandes cantidades de dinero. No le interesaba la política así que no tomaba parte de lo que se decidía en Múnich y utilizaba su tiempo para crear nuevos castillos sin que tuvieran una razón estratégica sino más bien por romanticismo con el objetivo de recrear fábulas. Al final de su vida, se pasaba el día durmiendo y por la noche hacía escapadas nocturnas con su carro. Fué declarado loco por un médico, es por eso que en una salida a un lago con dicho médico lo asesinó para posteriormente suicidarse.Así, el monumento más importante y bello de los que construyó Luis II es el castillo de Neuschwanstein. Famoso en el mundo entero, fue considerado para ser una de las nuevas maravillas del mundo. Está situado en un lugar remoto en zona boscosa encima de un monte de difícil acceso (es el edificio por el cual Walt Disney se basó en hacer su famoso castillo de la Bella Durmiente). Aunque quedó inacabado y apenas fue utilizado, Neuschwanstein es posible visitarlo como museo.

En fin, Múnich tiene multitud de lugares por descubrir. No os olvideis de probar los típicos Pretzl, las salchichas y la cerveza! Preguntar todo lo que queráis saber en este post, podéis ver el reportaje fotográfico hecho durante la visita a Múnich aquí. 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.