VIAJE A SOFÍA: La capital de Bulgaria

Sofía es una ciudad búlgara siendo su capital, tiene unos 1,4 millones de habitantes contando el área metropolitana y es conocida por ser el centro político, social y cultural del país.

Con orígenes celtas que datan de siglos antes de Cristo, alrededor del IV a.C. se cree que fue gobernada por los macedonios; ya en el año 29 antes de Jesucristo Sofía fue ocupada por el Imperio Romano que se mantendrían hasta la quinta centúria. Es en el V cuando llega la dominación bizantina que se irá turnando en el poder con los búlgaros, ya en el sigl XIV Bulgaria es capturada por el Imperio Otomano, no será hasta el XIX cuando entran en Sofía las tropas rusas. Será en el siglo XX cuando Bulgaria alcanza su independencia, después de un breve dominio alemán durante la Segunda Guerra Mundial con la post-guerra la nación volverá a ser independiente quedando Sofía como capital búlgara.

El viaje fue realizado en septiembre de 2009, en un acercamiento al lugar se recomienda ver:

CENTRO HISTÓRICO: Donde se sitúa lo más destacado de la urbe.

CATEDRAL ALEJANDRO NEVSKI: El icono de Sofía.

Sofía es una ciudad búlgara siendo la capital del país convirtiéndose sin duda en la urbe más importante en todos los sentidos de la nación. Una de las poblaciones más importantes de los balcanes es también una de las localidades más antiguas de Europa ya que sus orígenes datan del siglo VIII antes de Cristo. Lo más destacado sin duda de Sofía es su centro histórico, al ser capital de Bulgaria alberga los edificios gubernamentales e instituciones más importantes como pueden ser el Banco Nacional o la Bolsa de Valores del estado. El destino destaca por su amplia cultura ya que aquí se sitúan gran cantidad de centros culturales, bibliotecas así como centros artísticos como el Teatro Nacional o la Galería de Arte Nacional sumado a otros tantos museos destacados como son el Museo Histórico Nacional, el Museo Arqueológico Nacional o el Museo de Historia Natural. Por lo que respecta a la arquitectura son dignos de mención los edificios del Palacio Nacional de la Cultura, el Edificio de la Academia de Ciencias o la Universidad de Sofía.

Aunque si por algo es conocida la población es por la gran cantidad de edificios religiosos que alberga. Siendo el cristianismo la religión predominante (aunque también guarda recuerdos musulmanes del paso otomano o del judaísmo) el icono de Sofía se encuentra en la catedral Alejandro Nevski. Creada a finales del siglo XIX en honor a los rusos caídos en la liberación de la ciudad por parte de los otomanos, es una construcción ortodoxa que mide más de 50 metros de alto, una superfície de más de 3.000 metros cuadrados y una capacidad para unas 5.000 personas; una de las catedrales más grandes del mundo es conocida por sus cúpulas doradas y verdes. A parte de dicho edificio otros lugares religiosos dignos de mención son sitios como la Iglesia de San Jorge, la de Santa Sofía así como la mezquita Banya Bashi o la sinagoga de Sofía.

A parte de lo dicho también cabe mentar que el fútbol es el deporte nacional en el país siendo también de cierta importancia y popularidad el voleibol o la lucha, estamos ante una ciudad típicamente eslava muy apetecible de visitar entre otras cosas por sus precios asequibles. Destino muy interesante por lo que respecta al turismo cultural que puede combinarse con otros de los países situados en los Balcanes. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, para terminar podéis ver el reportaje fotográfico de la visita a Sofía.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.