VIAJAR A ESTAMBUL: 5 Lugares Imprescindibles

Estambul es la ciudad más poblada de Turquía y tercera de Europa con más de 14 millones de habitantes contando el área metropolitana. A pesar de ello, no es la capital del país sino Ankara. Siendo una de las ciudades con más atractivos del mundo, la urbe se sitúa entre dos continentes: Europa y Asia.

Mucha historia alberga Estambul que siglos atrás fué llamada Bizancio cuando estaba bajo control griego y posteriormente renombrada Constantinopla cuando quedó en manos del Imperio Romano. Al ser ocupada por el Imperio Otomano en el siglo XV se cambió el nombre a la actual Estambul y a principios del siglo XX, se convirtió en la ciudad más importante del nuevo país independiente: Turquía siendo a día de hoy una gran urbe que crece socialmente poco a poco debido a sus lastres religiosos.

El viaje fué realizado en septiembre de 2009. Los 5 lugares que un visitante no se puede perder son:

BASÍLICA DE SANTA SOFÍA: Icono de la ciudad, una de las catedrales más importantes del mundo.

MEZQUITA AZUL: La mezquita más importante de Turquía.

PALACIO TOPKAPI: Residencia real histórica.

GRAN BAZAR: El mercado más grande del mundo.

TORRE GÁLATA: El punto más alto con vistas al Bósforo.

Estambul es una mega ciudad situada en el límite de Europa y Asia con multitud de atractivos a descubrir, hecho que la convierte en un destino más que interesante. La moneda es la lira turca, siendo un euro el equivalente a 2 liras: los precios son muy asequibles. Un ejemplo es que puedes ir al puerto a comer pescado fresco con acompañamiento y bebida por unos 2 euros al cambio.

El lugar más concurrido y famoso de la ciudad se centra en la plaza de Sultanahmet donde comparten lugar la Mezquita Azul y la Catedral de Santa Sofia. La preciosa basílica data del siglo VI d.C. Cuando cayó el imperio romano en el siglo XV, se convirtió en mezquita. Actualmente es un museo y se puede apreciar la mezcla de ambas culturas. Enfrente de ella se construyó la Blue Mosque (la Mezquita Azul). Ésta se hizo para dejar en evidencia a la Catedral de Santa Sofia y de éste modo ganar todo el protagonismo. Es de resaltar que si se visita en septiembre la ciudad (prominentemente árabe), se puede disfrutar de la fiesta del Ramadán dónde la plaza de Sultanahmet es el centro de la festividad. Otros lugares de interés son la cisterna de Yerebatán, unas termas subterráneas que datan del siglo VI. También son dignos de mención los dos palacios reales de la ciudad, el antiguo palacio de Topkapi hoy convertido en museo siendo originado en el siglo XV y el otro, lugar famoso por ser el enclave donde murió en 1938 Ataturk, el creador del estado turco en 1923.

Estambul es lugar de mercados. De hecho, el más grande del mundo se encuentra en esta ciudad, el Gran Bazar. En él se puede encontrar desde joyeria a bisutería y ropa de todo tipo donde el regateo es fundamental. El otro mercado destacado es el de las especias, donde se encuentran todos los condimentos existentes organizados de un modo que embellece el lugar. También cabe mencionar la bonita torre de Gálata de 67 metros de alto donde se tienen vistas privilegiadas de la ciudad y el Bósforo, en donde se pueden hacen pequeños cruceros para disfrutar del cuerno de oro y el mar de Mármara. Por lo que respecta al deporte, destacan el fútbol y baloncesto. La afición turca se caracteriza por su fogosidad y ruido donde la asistencia a un partido se convierte en un espectáculo. En fútbol sobresalen 3 equipos de la ciudad que a su vez son los 3 más laureados de Turquía: el Galatasaray, Fenerbahçe y el Besiktas.

En conclusión, Estambul es la puerta de entrada a Asia, un destino con multitud de atractivos y un básico a la hora de pensar lugares imprescindibles para ver en Europa. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, podéis ver el reportaje fotográfico hecho durante la visita a Estambul aquí. 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.