LAS 5 MUERTES MÁS ESTÚPIDAS

A lo largo de los tiempos ha existido gente que ha fallecido de un modo absurdo, en distintos casos de la historia se han producido accidentes sin sentido que les han hecho perder la vida. Veamos cuales son las 5 muertes más estúpidas.

5- ADOLFO FEDERICO

Adolfo Federico fue un rey nacido en Alemania el año 1710. El que fue rey de Suecia se le recordó por su debilidad debido a su poca importancia en el mando, su muerte llegó en 1771 en Estocolmo cuando realizó una cena exagerada con langosta, caviar, chucrut, sopa de repollo, ciervo ahumado, champán y 14 postres distintos lo que le provocó un problema digestivo que acabó con su vida.

4- ISADORA DUNCAN

Isadora Duncan fue una bailarina estadounidense nacida el año 1877 en San Francisco. Esta coreógrafa está considerada entre las mejores de todos los tiempos ya que es la creadora de la danza moderna; Isadora murió en Niza el año 1927 cuando un coche pisó su bufanda arrastrándola varios metros por la carretera estrangulándola.

3- HANS STAININGER

Hans Staininger era un hombre austríaco nacido el año 1567 en Braunau am Inn. Fue famoso en su época por tener la barba más larga del mundo que medía alrededor de un metro y medio; Hans murió huyendo de un incendio en su ciudad cuando se pisó accidentalmente su barba tropezando y rompiéndose el cuello.

2- YOOKET PAEN

Yooket Paen fue una mujer tailandesa nacida el año 1934. En 1991 caminando por su granja se resbaló con un excremento de vaca cuando murió al agarrarse a un cable electrificado; poco después de su funeral su hermana quiso explicar a sus vecinos como había muerto su familiar cuando se resbaló en el mismo lugar agarrándose al mismo cable y falleciendo al instante.

1- FRANCIS BACON

Francis Bacon era un escritor inglés nacido el año 1561 en Londres. También político, filósofo y científico fue una importante personalidad de su época; su muerte, que fue una de las más estúpidas de la historia, le llegó en 1626 cuando mató a un pollo y lo dejó en la nieve para ver como se congelaba y se conservaba su carne. El pollo nunca llegó a congelarse y él falleció de pulmonía por exponerse tanto al frío.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.