Escapada a Bélgica: BRUSELAS

Bruselas es la capital de Bélgica y su ciudad más grande, cuenta con un millón y medio de habitantes aproximadamente. Famosa por ser la principal sede administrativa de la Unión Europea es una parada obligatoria en la zona del Benelux.

Fundada en el siglo X, Bruselas ha estado en constantes disputas desde la Edad Media hasta hoy donde ha sido ocupada por españoles perteneciendo al enorme Imperio Español, más tarde los franceses mediante Napoleón en el siglo XIX llegarían al lugar;  los alemanes durante el nazismo ocuparán Bruselas quedando liberada al final de la Segunda Guerra Mundial quedando como país independiente siendo la capital de Bélgica. En la actualidad es una ciudad moderna con una buena calidad de vida aunque muy degradada por la incompetencia política.

El viaje fue realizado en noviembre de 2009, en una llegada a la población se recomienda visitar:

MANNEKEN PIS: El icono de la ciudad del niño meando.

GRAND PLACE: El centro histórico de la ciudad.

CATEDRAL: La iglesia más importante de Bélgica

COMISIÓN EUROPEA: Sede de los más importantes organismos de la Unión Europea.

HEYSEL: Lugar del famoso estadio de fútbol y su curioso monumento hexagonal.

Bruselas es una ciudad con bastantes lugares a destacar. Quizás el monumento más representativo sea el Manneken Pis, la estatua de niño pequeño de bronce que mea agua. Es diminuta. Cuando uno se lo imagina, piensa en algo más grande pero la estatua no medirá más de medio metro; en ocasiones especiales es disfrazado en conmemoración de días festivos. El lugar más impactante es la Grand Place (Grote Market en flamenco), la plaza central de la ciudad que data de la Edad Media, en ella está situada el ayuntamiento, las casas de las corporaciones o la Casa del Rey. Cerca de este precioso lugar está la catedral de San Miguel y Santa Gúdula, originaria del siglo XII y reconocible por su semenjanza a la de Nôtre Dame de París.

Si por algo también es reconocida esta ciudad es por albergar a varios organismos de la Unión Europea. En la parada de metro de Schumann (en honor al personaje clave que dió origen a la UE) se sitúan el Parlamento, la Comisión y el Consejo Europeos. Otro lugar conocido de la urbe es la zona de Heysel, con su famoso monumento de acero en  forma hexagonal. Pero si por algo es famosa esta zona es por la tragedia que tuvo lugar en 1985 donde en la final de la Copa de Europa de fútbol murieron 39 personas (en su mayoría aficionados de la Juventus) por culpa de los hooligans de la aficion del Liverpool. Desde entonces no se han vuelto a disputar partidos de ningún tipo, simplemente competiciones de menor calado y el estadio ha quedado relegado al ostracismo. Por otro lado y como en muchas ciudades de Europa, existen zonas muy demacradas y sucias; partes fuera del centro que en comparación convierten al Raval de Barcelona en un paraíso.

En conclusión, Bruselas es una ciudad “must see” de Europa; una urbe muy recomendable donde hay muchos lugares destacados donde se puede combinar una visita con otras ciudades de destacada belleza (también situadas en Bélgica) como Brujas  o Gante. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, podéis ver el videorreportaje y el reportaje fotográfico hecho durante la visita a Bruselas aquí.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.