CONOCIENDO VIENA: Ciudad clásica, capital de Austria

Viena es la capital de Austria, tiene más de 2 millones de habitantes contando el área metropolitana y es famosa por haber sido capital del Imperio Austrohúngaro y centro mundial de la  música en el siglo XIX.

Ciudad ocupada desde casi un milenio antes de Cristo por los celtas, Viena posteriormente pasó a formar parte del Imperio Romano hasta la Edad Media cuando las invasiones bárbaras asolaron la ciudad. Con la conquista de Carlomagno se unió al vasto Sacro Imperio Romano Germánico siendo su capital, después de caer en manos napoleónicas Viena acabó por formar parte del Imperio Austrohúngaro viviendo su época de máximo esplendor donde era la tercera ciudad más grande de Europa y siendo centro mundial de la música y la filosofia. En el siglo XX pasó a ser la capital del nuevo estado de Austria, con la llegada del III Reich fue anexionada a la Alemania nazi. Después de la Segunda Guerra Mundial, Austria vuelve a recobrar su independencia siendo su capital Viena hasta el día de hoy.

El viaje fue realizado en noviembre de 2011. Lo imprescindible de la ciudad es:

ÓPERA: La cuna de la música clásica.

PALACIO SCHÖNBRUNN: Conocido como el “Versalles” de Viena.

AYUNTAMIENTO: Edificio gótico con un aire al Grote Market de Bruselas.

CATEDRAL: La conocida iglesia de San Esteban.

Viena es una de las ciudades con más calidad de vida del mundo desde hace años. Se puede comprobar rápidamente por el nivel cultural que se respira, la educación de la gente, el buen transporte, la limpieza o seguridad que tiene convirtiéndola en una de las ciudades donde mejor se vive del planeta. Empezando a hablar sobre las cosas que ver, primero cabe destacar su preciosa Ópera, la más famosa del mundo; la Ópera estatal de Viena data del siglo XIX, edificio inaugurado por Mozart, es conocida por ser sede donde han actuado los compositores clásicos más importantes de todos los tiempos. El precio de la entrada oscila entre los 20 y los 200 euros.

Otros enclaves famosos de la ciudad son sus 3 palacios. Belvedere, Hofburg y Schönbrunn siendo este último el más destacado. El palacio de Schönbrunn, Patrimonio de la Humanidad que data del siglo XVI, es el más destacado de los tres principales siendo conocido como “El Versalles” vienés por su semejanza con el palacio francés. En él ha residido la famosa família de los Habsburgo que reinaron el enorme Imperio Austrohúngaro durante siglos; quizás su huésped más famoso fuera Sisí emperatriz, coronada desde pequeña y famosa por no querer la vida que tenía dentro sino que quería descubrir nuevos lugares más allá de palacio.

También es digno de mención el bonito Ayuntamiento, que recuerda la Grote Market de Bruselas. Es una bella estructura de estilo gótico que en navidad se convierte en el centro de celebración de la ciudad. No muy lejos de allí se situa el gobierno de Austria, famoso por sus esculturas clásicas. Un último destacado es la catedral, la iglesia de San Esteban que está situada en el centro histórico es un edificio que data del siglo XII de estilo gótico sede del arzobispado de Viena y símbolo religioso más importante de la ciudad. En conclusión, Viena es una ciudad clave de la Europa central. Una ciudad de gran importancia histórica, musical y cultural en general que como destino turístico se puede combinar fácilmente con otras ciudades capital de estado muy cercanas como son Bratislava o Budapest. Preguntar todo lo que queráis saber en este post, podéis ver el reportaje fotográfico hecho durante la visita a Viena aquí. 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.