Cine de estreno: DJANGO DESENCADENADO (2013)

Tarantino vuelve a decepcionar con este flojo western, después de “Django Desencadenado” será su próxima película la que aclarará si nos encontramos ante el punto y final de su carrera o si aún guarda algo del talento demostrado en los años 90.

Director: Quentin Tarantino

Actores: Jamie Foxx, Christoph Waltz, Leonardo di Caprio, Kerry Washington, Samuel L.Jackson, Don Johnson, Walton Goggins

Género: Western

País: Estados Unidos

Año: 2013

Duración: 165 minutos

Django Desencadenado es la última película de Quentin Tarantino. Un western racista situado en los Estados Unidos de mediados del siglo XIX cuya trama gira en torno a Django (Jamie Foxx), un esclavo que es liberado por un cazarecompensas llamado King Schulz (Chistopher Waltz). Durante toda la historia Django tratará de encontra a su mujer que está esclavizada en alguna plantación del sur. El nuevo liberado y el caza recompensas unirán fuerzas para encontrar a la mujer encontrándose en diferentes situaciones peligrosas.

La última película de Quentin Tarantino pone en evidencia su declive, con un debut arrollador con sus dos primeras películas de culto Reservoir Dogs y Pulp Fiction se le intuía un futuro brillante. Posteriormente no alcanzaría el nivel de estos dos títulos bajando la calidad en películas mediocres como la saga Kill Bill o la algo mejor Malditos Bastardos. Django es excesiva en todos los sentidos. Demasiada sangre, demasiado racismo, demasiado victimismo, demasiado repetitiva, demasiado larga. Enésima película americana anti-blanca producida por judíos que hace más millonarios a los productores y resta credibilidad a Tarantino que no es más que un guiñol en manos de éstos.

Por lo que respecta a la actuación, no se salva casi nadie. Un dúo protagonista nefasto donde un anticarismático Jamie Foxx comparte plano con un Christopher Waltz que intenta repetir su actuación en Malditos Bastardos pero esta vez sin brillo y pasivo. Leonardo di Caprio y Samuel L.Jackson (que hace un papel parodia de sí mismo) son los únicos que se salvan algo de este título que borda el insulto a la inteligencia. Las más de 2 horas tediosas se hacen muy largas. La historia está falta de chispa y sin los fabulosos diálogos que solía tener Tarantino, la historia vacía no es más que una gran decepción de un director que ha perdido el norte. La pregunta que le viene a uno a la cabeza es: Fué Reservoir Dogs y Pulp Fiction un golpe de suerte o es que Quentin una vez alcanzó una posición acomodada se ha dedicado de vivir de las rentas?

Decepcionante película que podría haber dado mucho más de sí con el elenco que contaba y que podría haber sacado muchas mejores tramas y diálogos, lo que se suponía el fuerte del director americano.

Nota: 4

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.